El mar sigue adelante – José Emilio Pacheco

 Entre tanto guijarro de la orilla
  no sabe el mar
      en dónde deshacerse
 
¿Cuándo terminará su infernidad
   que lo ciñe
      a la tierra enemiga
         como instrumento de tortura
            y no lo deja agonizar
               no le otorga un minuto de reposo?
 
Tigre entre la olarasca
   de su absoluta impermanencia
      Las vueltas
         jamás serán iguales
            La prisión
               es siempre idéntica a sí misma
 
Y cada ola quisiera ser la última
   quedarse congelada
      en la boca de sal y arena
         que mudamente
            le está diciendo siempre:
               Adelante